DOÑA HONRADEZ y DON DINERO. ¿Cuento?


Ocurrió, en una ocasión, que se encontraron, frente a frente, Doña Honradez y Don Dinero. Tenían que pasar un río y sólo existía un puente estrecho de madera, sin protección lateral alguna, en el que no era posible el cruce de dos personas, sin riesgo de caer al agua.

Doña Honradez iba vestida  a la antigua usanza, por ser un valor de toda la vida. Eso sí, muy elegante, resaltando su belleza natural con vestido de amplia falda larga, corsé y enaguas almidonadas que ensanchaban su figura, dificultando, aún más, el cruce con Don Dinero, en aquel angosto puente. Además, iba tocada con amplia pamela y sofisticada sombrilla para protegerse del inclemente sol.

Don Dinero, grueso por naturaleza y ostentoso en el vestir, lucía un impecable traje de alpaca gris, con chaleco, pajarita, pañuelo  azul asomado al bolsillo superior izquierdo de la americana y flor silvestre en el ojal. Calzaba brillantes zapatos negros abotinados. En su mano, un estiloso  bastón de madera de ébano, rematado en una cabeza de lobo, de marfil .

Ambos se detuvieron en el centro del puente. Doña honradez, con dignidad displicente y autoritaria, hizo un gesto con su abanico, indicándole a Don Dinero que se quitase de en medio. Este permaneció en su sitio, impertérrito, dirigiéndole una mirada fija y fría.
Doña Honradez se sonrojó, indignada. Desde su condición de señora, apeló a la dignidad del caballero, exigiéndole que retrocediera al comienzo del puente, dejándole el paso franco. Don Dinero no se inmutó, permaneció en el mismo sitio, con la misma mirada, fija y fría.
Muy alterada y nerviosa, ante semejante desfachatez, le dijo a Don Dinero que, si pretendía pasar, tendría que ser pisoteando su cuerpo,  lo que equivalía al dicho pasando sobre su cadáver. Dicho esto, se acostó sobre el reducido puente de madera, recogiendo el amplio y pomposo vestido en torno a su cuerpo, con modestia y compostura,  y colocando la pamela sobre su pecho para cubrir su generoso escote.
Don Dinero sonrió, sarcásticamente. Le dijo que no la iba a pisar, que él siempre miraba, minuciosamente, dónde ponía los pies, para no dar pasos en falso. Acto seguido, avanzó el brillante zapato y puso un pie a la altura del extremo bajo del corsé de Doña Honradez. Seguidamente, ayudándose de su bastón de cabeza de lobo, de marfil, de un solo impulso, tiró a Doña Honradez al río, y prosiguió su camino, impasible y cínicamente, sin tan siquiera volver la vista para interesarse por la suerte de su víctima.

Se cuenta que Don Dinero fue deshaciéndose, progresivamente, de todos y cada uno de los principios morales con los que se iba enfrentando. También se habla de que, cada día, fueron más sus incondicionales seguidores y adoradores. Y cuenta la leyenda que Don Dinero crecía y engordaba, sin límite aparente, hasta que, un día,  explotó aparatosamente, debido a un escape de gas yo-yo (o algo así) que entró en contacto -no se sabe cómo- consigo mismo.
J L 

CADUCIDAD PROGRAMADA

El consumo ilimitado, causante de nuestra actual crisis, está en desarmonía frontal con la naturaleza. 

Nos hacemos eco de un documental presentado por TVE2, "Comprar, Tirar Comprar", sobre laObsolescencia o caducidad programada. Así, quienes no lo pudieron ver, en su día, o quienes lo vieron y desearían verlo de nuevo, tienen la oportunidad de hacerlo aquí.

La obsolescencia programada, motor de la economía moderna, es la respuesta a esta pregunta: 

¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos?

El documental, dirigido por Cosima Dannoritzer y coproducido por Televisión Española, es el resultado de tres años de investigación, hace uso de imágenes de archivo poco conocidas; aporta pruebas documentales y muestra las desastrosas consecuencias medioambientales que se derivan de esta práctica. 

A través de la historia de la caducidad programada, el documental pinta también un fresco de la historia de la Economía de los últimos cien años y aporta un dato interesante: el cambio de actitud en los consumidores gracias al uso de las redes sociales e Internet.

Más allá de la denuncia, el documental trata de dar visibilidad a emprendedores que ponen en práctica nuevos modelos de negocio y se hace eco de las voces de los hermanos Neistat, el  programador informático Vitaly Kiselev,  el catalánMarcos López o el intelectual Serge Latouche que habla de emprender la "revolución del decrecimiento", de la reducción del consumo y la producción, para "liberar tiempo y desarrollar otras formas de riqueza, como la amistad o el conocimiento, que no se agotan al usarlas".


VER DOCUMENTAL  ENTRANDO EN:  COMPRAR, TIRAR, COMPRAR

Fuente: RTVE2


EL DECRECIMIENTO. Vivir mejor, con menos



Os invitamos a participar en el "Primer Encuentro para el Decrecimiento" que tendrá lugar en Sevilla,  del 13 al 22 de mayo. 
Podeis encontrar información de este Encuentro entrando en  Sevilla Decrece 2011 y en Ecolocal


Aquí tenéis el Cartel Anunciador y el Programa



ASÍ FUE NUESTRA PRESENTACIÓN EN SOCIEDAD


VIDEO COMPLETO DE LA PRESENTACIÓN DE NUESTRO BANCO DEL TIEMPO

VERSION REDUCIDA (12 mm)

EL TIEMPO DE LOS CIUDADANOS. José Maria Montero


Anoche presentamos en Gelves, un pequeño municipio sevillano ribereño del Guadalquivir, un Banco del Tiempo. Una sencilla herramienta que devuelve el protagonismo a los ciudadanos, que nos aleja de la cultura del subsidio y la inercia asistencial. Una manera muy poco sofisticada de crear tejido social, de favorecer la integración y el sentimiento de pertenencia a una comunidad. Sí, todas esas cosas que los políticos andan estos días cacareando pero que son tan difíciles de llevar a la práctica. Tan difíciles que, al final, son los ciudadanos comprometidos los únicos que, de verdad, pueden llevarlas a la práctica. Por el puro placer de ayudar. Por la simple satisfacción de reforzar los lazos personales y comunitarios que esta sociedad, tan repleta de ruidos, ha ido debilitando.
Una buena manera de acercarse a lo que son y a lo que significan los Bancos del Tiempo es leer a María Novo. En su libro “Despacio, despacio…” (Ediciones Obelisco, 2010) mi amiga María celebra la existencia de estos “sistemas económicos alternativos”, donde las personas (y no el mercado o el dinero) ocupan el centro de las relaciones humanas y sociales.
Un Banco del Tiempo (BdT), explica María, no es un banco en si aunque funcione como un banco. En realidad es un sistema económico alternativo por el cual un grupo de usuarios puede ofrecer o demandar productos o servicios sin que intervenga la moneda convencional. Es por tanto un sistema de intercambio que va más allá del simple trueque entre dos personas (tu me arreglas el jardín, yo te enseño a cocinar, por ejemplo), porque lo que se recibe a cambio del servicio que se presta es una “moneda no convencional”, en vez de ser euros esa “moneda no convencional” es tiempo, medido en horas. Ese tiempo se puede usar más adelante para adquirir un producto o servicio ofrecido por otro usuario.
En el BdT no se le devuelve el servicio a quien nos lo ha prestado, sino que se acumulan o detraen horas en cada saldo personal, horas que podrán ser utilizadas, en el futuro, para solicitar o dar servicios a un tercer socio. Las prestaciones tampoco tienen que coincidir en el tiempo (se da cuando se puede y se recibe cuando se necesita).
Anoche, en Gelves, celebramos que el tiempo esté en manos de los ciudadanos.
Los que quieran conocer o unirse a este BdT pueden hacerlo visitando este blog:

Ver artículo completo en El Gato en el Jazmín



Puedes ver este sencillo vídeo de la ONG Cívica para los Bancos del Tiempo de América Latina, pensado para su funcionamiento sin sistema informático, es decir, sin base de datos, sino con un local y una oficina material, con asistencia personal y directa. Esta forma podemos adoptarla en Nuestro Banco del Tiempo, si hay demanda de usuarios sin acceso a internet y si disponemos de local y "agentes del tiempo" (personas que prestan su tiempo a la organización).

ACTO DE PRESENTACIÓN. Convocatoria



El día 9 de Mayo de 2011, a las  21 horas, presentaremos nuestro BANCO DEL TIEMPO, en la  Calle Real, Nº 60  (Casa Hermandad de Ntra. Sra. de Gracia), en GELVES.

En la Presentación intervendrán nuestra presidenta, Dª Rosario Torregrosa, nuestra secretaria,  Dª  Teresa Dugo,  y el periodista de Canal Sur TV,  D. José María Montero Sandoval. 


Cartel Anunciador