EL ECO DE LA VIDA



Había, una vez, un padre que iba caminado con su hijo, por un desfiladero entre montañas muy altas. De repente, el niño se cae, se hace mucho daño y grita:

- Aaaaaahhhhhhhhh!!!!!



Se quedó sorprendido al oir una voz como la suya que repetía y volvía a repetir, en algún lugar de la montaña, la misma queja:

- “Aaaaaahhhhhhhhh!!!!!...

Con curiosidad, gritó:

- ¿QUIÉN ESTÁ AHÍ ?

Recibió la misma pregunta como respuesta:

- ¿QUIÉN ESTÁ AHÍ ?...

No le gustó. Pensó que otro niño burlaba de el.  Se enojó. Y gritó:

- ¡COBARDE !

Y recibió la respuesta:

-  ¡COBARDE ! ...

El niño miró a su padre y el preguntó:

- ¿Qué sucede?

El Padre, que presenciaba la escena sonriente, le dijo:

- Presta atención.- Y gritó a la montaña:

- ¡TE QUIERO !

Y la voz le respondió:

- ¡TE QUIERO !

De nuevo, gritó:

-¡ ERES MARAVILLOSO !

Y la voz respondió:

-¡ ERES MARAVILLOSO ! ...

El niño estaba asombrado, pero no entendía. Y el padre le explicó que a esto la gente lo llama Eco, pero que, en realidad, es la VIDA… Te devuelve todo lo que dices o haces…

Alguien dijo…“Si no te gusta lo que recibes,  revisa muy bien lo que estás dando”


(autor desconocido, modificado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario